Consolador

Daño cerebral adquirido

Un traumatismo craneoencefálico o un accidente cerebrovascular son algunas de las causas que pueden robar tus bienes más preciados: tus emociones, tu conducta o tu cognición. Intentar devolverlas a su lugar es probablemente la mejor inversión de tiempo y esfuerzo que puedes hacer.

 

¿Quién es candidato a rehabilitación neuropsicológica?

Personas con daño cerebral adquirido (DCA) en las que se detecta potencial de recuperación o mejora o personas con dificultades de aprendizaje que se mantienen en la edad adulta (Por ejemplo trastorno de déficit de atención en el adulto o trastorno de aprendizaje no verbal)

 

Las causas más frecuentes del DCA son:

 

  • Accidente cerebrovascular o ictus

  • Traumatismo craneoencefálico (TCE) por un golpe severo, caída, accidente de tráfico, lesión por arma de fuego u otros

  • Asfixia, hipoxia

  • Enfermedades neuroinmunes o neurovíricas

  • Epilepsia 

  • Tratamientos de quimioterapia u hormonoterapia (Chemobrain)

  • Neurocirujías

 

Las secuelas cognitivas (por ejemplo en el lenguaje, la memoria, el aprendizaje, el razonamiento, la planificación, la atención o la percepción entre otras), emocionales y comportamentales derivadas de estas causas son evaluadas y tratadas desde la neuropsicología.

Objetivos de la Rehabilitación neuropsicológica

Los objetivos específicos del caso se establecerán tras la valoración neuropsicológica, De forma general se estableceran cuatro objetivos básicos:

 

  • Asegurar la autonomía personal y favorecer la socialización.

  • Favorecer la estimulación/rehabilitación de las funciones cognitivas superiores.

  • Acompañar a la persona en la toma de conciencia de sus dificultades.

  • Acompañar a la persona y sus allegados en el trabajo de elaborar un nuevo proyecto de vida.

En las redes del cerebro se encuentra tu capacidad para caminar, para hablar, para razonar, para amar... ¡Vamos a recuperarlas!

Captura de pantalla 2021-01-06 a las 21.