• Dra. Gema Díaz Blancat

Quimioterapia y cognición: ¿Qué es el Chemobrain?

Actualizado: sep 14

En las últimas décadas, la investigación sobre las consecuencias que provoca el cáncer y su tratamiento en aquellos que lo padecen está en aumento. Estos pacientes no solo presentan impactos a nivel físico, sino también a nivel bio-psico-social.


El tratamiento contra el cáncer más empleado es la quimioterapia, la cual puede tener diversos efectos secundarios no deseados en los supervivientes de esta enfermedad. Durante el proceso en el cual reciben la quimioterapia, e incluso después de la misma, algunos de los pacientes muestran problemas de concentración y de memoria. A estos problemas se les conoce como “Chemofog” o “Chemobrain”.


Se ha demostrado la presencia de deterioro cognitivo en más del 75% de los pacientes oncólogicos en funciones como la atención, función ejecutiva y memoria principalmente (Janelsins, 2011), aunque también hay evidencias de que puede afectar a otros dominios cognitivos como el aprendizaje, la concentración, la habilidad visoespacial y psicomotora (Vardy, 2008).

chemobrain neuropsicologiagdb

Figura 1. Áreas cognitivas a las que afecta el Chemobrain

Estos efectos se han asociado principalmente al tratamiento con quimioterapia y podrían estar mediados, en ciertos dominios cognitivos, por otros factores relevantes como la edad y presencia de menopausia en mujeres (Blommaert, 2019), el nivel educacional (Kesler, 2011), el grado de reserva cognitiva y comorbilidad con otras enfermedades. También se ha señalado la importancia de las variables emocionales, como ansiedad, calidad de sueño, el impacto que ha podido tener en estos pacientes el diagnóstico o trastornos psicológicos previos asociados, en la afectación al deterioro cognitivo producido por el Chemobrain (Chiclana, 2014 y Blasco, 2013). Por lo tanto, no todas las personas manifiestan los mismos síntomas ni gravedad del deterioro cognitivo. Valorar estas características resulta fundamental para identificar la vulnerabilidad individual y poder intervenir en la mejora funcional del paciente (Horowitz, 2018 y Ahles, 2010).

chemobrain neuropsicologiagdb

Figura 2. Variables que median en los efectos del Chemobrain

Todas estas alteraciones neurológicas descritas anteriormente pueden persistir tras la finalización de la quimioterapia y suelen transformarse en dificultades para mantener conversaciones, leer o realizar tareas que requieran concentración y atención (Argyriou, 2010). Algunas personas encuentran dificultad tras el tratamiento para atender sus demandas familiares, sociales y laborales.


El efecto Chemobrain puede aparecer en cualquier persona que este siendo tratada con quimioterapia u hormnoterapia. La mayoría de estudios han sido realizados en mujeres con cáncer de mama, pero el Chemobrain no se reduce únicamente a esta población. Puede afectar a enfermos de cáncer de pulmón, colon, testículos y ovarios, entre otros (López-Santiago, 2011) y puede ocurrir durante el tratamiento y/o después.

Evidencias de cambios cerebrales en Chemobrain:


Existen bases neurobiológicas que explican el deterioro cognitivo asociado a la quimioterapia u hormnoterapia.


Por ejemplo, en las mujeres con cáncer de mama tratadas mediante quimioterapia se observó más hiperintensidades en la sustancia blanca del cerebro y mayor actividad cerebral al realizar una tarea de memoria (Ferguson, 2007), además la sustancia blanca y gris era menor en los giros prefrontal, parahipocampal y cingulado (Inagaki, 2007). Las alteraciones en la sustancia blanca pueden explicar la disminución en la velocidad de procesamiento de la información de estos pacientes (Horowitz, 2018).


Los déficits cognitivos pueden persistir tras la finalización del tratamiento con quimioterapia. Se han encontrado daños en el córtex frontal, en el cerebelo y ganglios basales en mujeres tratadas de cáncer de mama que habían finalizado la quimioterapia hace 5-10 años (Silverman, Steven, Castellon, Lai, Pio, Abraham, et al.,2007).


Otros estudios concluyen que existe una función reducida en la zona prefrontal lateral caudal izquierda del cerebro (Kesler, 2011) y/o una menor activación cerebral en algunas zonas del área frontal en pacientes con cáncer frente a controles (Kesler, 2011).

¿Cómo es el Chemobrain en los niños?


Los primeros casos de este fenómeno se observaron en niños con leucemias linfoblásticas agudas. En estos pacientes se vio alterado su cociente intelectual verbal, cociente intelectual manipulativo, cociente intelectual total (CI) y la habilidad para la lectura, escritura y aritmética.


El CI total de los niños que sufren Chemobrain está dentro de los límites de la normalidad, pero tras 2-5 años del diagnóstico, éste puede verse afectado y disminuir. Los valores del CI total se suelen estabilizar entre los 20 y 40 años (Blasco, Caballero y Camps, 2013), es importante el trabajo cognitivo para ayudar al niño en el correcto funcionamiento de estas funciones.

¿Qué importancia tiene la neuropsicología en este campo?


El neuropsicólogo se encargará de evaluar, mediante pruebas válidas y fiables todos los dominios cognitivos (memoria, atención, funciones ejecutivas, habilidades visoespaciales…) y determinará cuáles se consideran deficientes en un determinado paciente para diseñar y llevar a cabo un plan de intervención que le permita entrenar y mejorar las áreas afectadas, con el objetivo final de minimizar el impacto de estas secuelas en las actividades laborales, familiares o sociales que la persona realiza.


Se ha demostrado la eficacia de la rehabilitación neuropsicológica en ciertos dominios cognitivos como las funciones ejecutivas (Kesler, 2013). También se han encontrado mejoras en personas que recibían psicoeducación sobre procesos cognitivos (Liang, 2018).

María Ordoño, Psicóloga.

Estudiante del Máster de Psicología General Sanitaria.

Realizando prácticas en neuropsicologiagdb

Dra. Gema Díaz, Neuropsicóloga.

Neuropsicóloga clínica en neuropsicologiagdb


BIBLIOGRAFÍA:


Argyriou, A., Assimakopoulos, K., Iconomou, G., Giannakopoulou, F. & Kalofonos, H. (2010). Either caller “Chemobrain” or “chemofog”, the long‐term chemotherapy‐induced cogni‐ tive decline in cancer survivors is real. J Pain Symptom Manage, 41, 126‐139.


Blasco, A., Caballero, C. y Camps, C. (2013). Deterioro cognitivo asociado al tratamiento oncológico. CM de Psicobioquímica, 2, 26-36.


Blommaert, J. , Schroyen, S. , Vandenbulcke, M. , Radwan, A. , Smeets, A. , Peeters, R. , Sleurs, C. , Neven, P. , Wildiers, H. , Amant, F. , Sunaert, S, Deprez, S. (2019). Age-dependent brain volumen and neuropsychological changes after chemotherapy in breast cancer patients. Human Brain Mapping, 1-17.


Chiclana, G., Ferre, F., López-Tarruella, S., Jerez, Y., Márquez-Rodas, I., Lizárraga, B., Massarrah, Y. y Martín, M. (2014). Chemobrain: ¿podemos hablar de un daño cerebral adquirido por quimioterapia? Trauma Fund MAPFRE, 25 (3), 143-149.


Ferguson, RJ., McDonald, BC., Saykin, AJ. & Ahles, TA. (2007). Brain structure and function differences in monozygotic twins: Possible effects of breast cancer chemotherapy. J Clin Oncol, 25, 3866-3870. Doi:10.1200/JCO.2007.10.8639.


Horowitz, T. S., Suls, J., & Treviño, M. (2018). A call for a neuroscience approach to cancer-related cognitive impairment. Trends in neurosciences, 41(8), 493-496.

Inagaki, M., Yoshikawa, E., Matsuoka, Y., Sugawara, Y., Nakano, T., Akechi, T., et al. (2007). Smaller regional volumes of brain gray and white matter demonstrated in breast cancer survivors exposed to adjuvant chemotherapy. Cancer, 109, 146-156. Doi:10.1002/ cncr.22368.


Janelsins, M. C. , Kohli, S. , Mohile, S. G. , Usuki, K. , Ahles, T. A. , Morrow, G. R. (2011). An Update on Cancer- and Chemotherapy-Related Cognitive Dysfunction: Current Status. Seminars in oncology, 38, 431-438.

Kesler, S. R. , Kent, J. S. , O’Hara, R. (2011). Prefrontal Cortex and Executive Function Impairments in Primary Breast Cancer. Arch Neurol, 68 (11).

Kesler, S. , Hadi, S. M. , Heckler, C. , Janelsins, M. , Palesh, O. , Mustian, K. , Morrow, G. (2013). Cognitive Training for Improving Executive Function in Chemotherapy-treated Breast Cancer Survivors. Clinical Breast Cancer, 13 (4), 299-306.

Liang, M. I., Erich, B., Bailey, C., Jo, M. Y., Walsh, C. S., & Asher, A. (2019). Emerging From the Haze: A Pilot Study Evaluating Feasibility of a Psychoeducational Intervention to Improve Cancer-Related Cognitive Impairment in Gynecologic Cancer Survivors. Journal of palliative care, 34(1), 32-37.

López-Santiago, S., Cruzado, J. y Feliú, J. (2011). Chemobrain: revisión de estudios que evalúan el deterioro cognitivo de supervivientes de cáncer tratados con quimioterapia. Psicooncología, 8 (2-3), 265-280.


López-Santiago, S., Cruzado, J. y Feliu, J. (2012). Daños neuropsicológicos asociados a los tratamientos quimioterapéuticos: una propuesta de evaluación. Clínica y Salud, 23 (1), 3-24.

Silverman, CJ., Steven, CJ., Castellon, SA., Lai, J., Pio, BS., Abraham, L., et al. (2007).


Altered frontocortical, cerebellar, and basal ganglia activity in adjuvant-treated breast cancer survivors 5-10 years after chemotherapy. Breast Cancer Res Treat, 103, 303- 311. Doi:10.1007/s10549-006-9380-z.


Vardy, J., Wefel, JS., Ahles, T., Tannock, IF. & Schagen, SB. (2008). Cancer and cancer-therapy related cognitive dysfunction: an international perspective from the Venice cognitive workshop. Ann Oncol, 19, 623-29 Doi:10.1093/annonc/mdm500

Evaluación neuropsicológica · Rehabilitación cognitiva · Neuropsicólogo · Material neuropsicología · Daño cerebral adquirido · Ictus · TCE · Enfermedad de Alzheimer · Enfermedad de Parkinson · Deterioro cognitivo · Demencia · Trastorno del neurodesarrollo · Tdah · Trastorno de aprendizaje · TANV · TEL